LA BIOCUÁNTICA ORIGINAL (BO)

“Cuando el cuerpo humano conecta con lo Bio Informativo aparece un movimiento único que comunica la situación actual de la persona y los objetivos de cambio, mejora y aprendizaje”.

Historia de la Biocuántica Original

La BO comienza en el año 2007 cuando el investigador Marcel Vega -de manera fortuita- (después de más de 30 años de trabajo e investigación) descubre de forma empírica que existe una dimensión más allá de lo energético en el ser humano.

Esta dimensión tiene formas geométricas multi piramidales que rodean al cuerpo humano. Marcel le puso como nombre a esta dimensión “El Cuerpo Cuántico” (CC). Este hallazgo confirmó lo que algunos físicos cuánticos ya venían proponiendo desde finales del siglo pasado.

En el otoño del 2010 Marcel Vega junto a su mujer, Leticia, descubrieron las Bio Informaciones, momento a partir del cual ponen en marcha una investigación en los cinco continentes para dilucidar el Mapa de lo Bio Informativo en el planeta Tierra.

Actualmente Marcel y Leticia siguen investigando con médicos e investigadores de nivel internacional los resultados que consiguen las personas, una vez que son expuestas a los protocolos y tratamientos con la Biocúantica Original.

¿Qué resultados se consiguen con una sesión de Biocuántica Original?

Cuando el cuerpo humano conecta con lo Bio Informativo aparece un movimiento único que comunica la situación actual de la persona y los objetivos de cambio, mejora y aprendizaje.

En la sesión de Biocuántica el facilitador se comunica con ese “Único movimiento profundo” y se activa un orden propio que produce mejoras significativas en campos de lo físico, psicológico, bioquímico, las disfunciones derivadas del estrés, las disfunciones de la lucidez, las capacidades en lo creativo, aspectos de la personalidad y relación con uno y lo social etc.

SESIÓN con LA BIOCUÁNTICA ORIGINAL (BO)

¿Qué se necesita para recibir una sesión de Biocuántica?

La persona que recibe la sesió  n ha de estar tumbada en la camilla de la consulta.

Es importante que ninguna otra persona o animal toque a la persona que está recibiendo la sesión, así como esté relajada y sin interrupciones.

El Facilitador conecta a través del propio pulso con el cuerpo cuántico de la persona y escucha todo lo que este “único movimiento profundo” quiere decir, facilitado por los protocolos y las bio informaciones que la investigación puso de manifiesto como apropiadas para cada escucha del cuerpo.

Como resultado de la sesión el Facilitador dispone de una ficha del cliente con información relevante sobre el estado actual y deseado desde lo psicológico, emocional, físico, energético y cuántico.

Al finalizar el protocolo de sesión, el Facilitador es orientado por la ficha del cliente para el feedback de lo que el cuerpo cuántico ha solicitado como tratamiento de reorganización interna. El mismo cuerpo decide cuándo quiere volver a recibir una sesión de Biocuántica.

La persona después de la sesión sigue recibiendo insights sobre la información que se obtiene como escucha y acompaña el proceso de reorganización con compromisos de mejora que el Facilitador invita a definir al cliente, según el objetivo y plan de acción sugerido por el propio cuerpo cuántico.

 

Anécdota relevante en mi proceso como Facilitadora de Biocuántica.

Cuando Marcel Vega comenta que de manera fortuita descubre la dimensión de ese “único movimiento profundo”, está haciendo referencia a una anécdota de la cuál formo parte.

Estábamos con Marcel y Eva en una formación de NLP Coach con John Grinder, Carmen Bostic y Edmundo García en Barcelona y después de un mes de haber conseguido los tres la certificación como International NPL Coach nos reunimos para practicar los procesos. Después de la reunión de prácticas fuimos los tres a un bar a seguir profundizando sobre lo aprendido. Y en medio de esas conversaciones y estudio, decidimos con Eva desafiar a Marcel solicitándole que prepare un curso resumen de sus 30 años de investigación sobre las diferentes corrientes que buscan mejorar la calidad de vida del ser humano. El desafío se convirtió muy rápido en un objetivo con fecha y plan de acción definido. Gracias a ese resumen que Marcel prepara con esmero y entusiasmo, termina descubriendo en la lectura y estudio de sus investigaciones que existe en todas las corrientes un fondo, algo que está comunicado al cuerpo y que es quien termina de dar sentido a todo lo que nos sucede como humanos. Esta anécdota es la que da origen en el año 2007 a lo que hoy Marcel denomina como Biocuántica Original.

Así que estoy feliz de formar parte de este proceso de descubrimiento y agradecida a Marcel por todo lo que está aportando al mundo para la mejora y prevención de la salud y la mejora de la calidad de la vida de los seres humanos.

En reconocimiento al impulso que le dimos con Eva, nos dedicó su primer libro. ¡Gracias Marcel!